• Así como , también Guille y Santiago pensaron en otras propuestas diferentes con los tres tipos

de platos típicos. Im

• Así como , también Guille y Santiago pensaron en otras propuestas diferentes con los tres tipos

de platos típicos. Imagina tú y crea estas propuestas
ayúdenme por favor es para hoy

1 comentario en «• Así como , también Guille y Santiago pensaron en otras propuestas diferentes con los tres tipos<br /><br />de platos típicos. Im»

  1. Respuesta:

    La educación puede ser entendida como una

    socialización de los estudiantes o como el medio principal

    por el que se lleva a cabo el aprendizaje de unos

    conocimientos o habilidades. En este punto es preciso

    señalar que este modo de entenderla son finalidades y metas

    que hay que alcanzar, pero no son el fin último de la

    educación. La determinación de cuál es el fin de la

    educación incide directamente en el modo de establecer

    correctamente la metodología adecuada para lograrlo y

    determinar cuál ha de ser el papel de los profesores. En

    definitiva, el desvelamiento de cuál sea el fin de la

    educación depende de cuál sea la concepción del ser

    humano, es decir, que el modelo de educación depende del

    modelo antropológico de persona.

    En la escuela están presentes dos actores claramente

    diferenciados: el maestro, quien debe ser un educador y al

    educando, es decir, cada uno de los estudiantes. En realidad

    la coexistencia de ambos en la escuela, implica relaciones

    entre el educador y el estudiante y entre los propios

    estudiantes. La clave de la educación se concentra en la

    preeminencia de la relación entre el educador y el educando,

    por ese motivo las familias llevan a sus hijos a la escuela

    para que los eduquen. En este sentido, la tarea del educador

    es lograr que el educando sea mejor persona y aprenda, sin

    obviar que es cada uno quien aprende y quien mejora como

    persona. Este quehacer propio de la actividad educativa

    implica la distinción de una doble dimensión en la

    educación: la enseñanza y la formación. Cada una de ellas

    está en relación con las dos potencias espirituales,

    exclusivas del ser humano, ya que la enseñanza tiene que

    ver con el incremento de la inteligencia y la formación con

    el de la voluntad.

    Explicación paso a paso:

Deja un comentario